Dieta para SIBO o sobrecrecimiento bacteriano

Dieta para SIBO o sobrecrecimiento bacteriano

La microbiota intestinal es un mundo complejo que ayuda en muchos aspectos de nuestro día a día. En ella se encuentra un número elevado de bacterias que conviven para ofrecernos un estado de salud óptimo, pero si proliferan en un lugar incorrecto, puede dar lugar a la aparición de SIBO, también conocido como sobrecrecimiento bacteriano.

El tratamiento nutricional es una dieta baja en FODMAPS para conseguir una mejora en los síntomas.

¿Te puedo ayudar?

Contacta conmigo o reserva ya tu consulta online

¿Qué es el SIBO?

El SIBO, conocido por las siglas de Small Intestinal Bacterial Overgrowth, es una patología digestiva que aparece cuando existe un número anormal y superior de bacterias en el intestino delgado. Este alta proliferación de bacterias sucede en el intestino delgado cuando debería ocurrir en el intestino grueso.

De manera general, en el intestino delgado no se debe albergar un número tan elevado de bacterias porque su función es la de absorber nutrientes de manera eficiente, así como llevar a cabo prácticamente el final de la digestión. Por ello, cuando proliferan demasiada cantidad de bacterias, aparecen los síntomas tan desagradables de este problema de salud.

Causas del sobrecrecimiento bacteriano

Las causas del SIBO pueden ser muy diversas, tanto como personas puedan padecerlo. De manera general, este problema de salud puede aparecer por un consumo elevado de antiácidos (protectores de estómago).

A continuación te enumero varias de las causas que provocan la aparición del sobrecrecimiento bacteriano:

  • Déficit en la secreción de ácido gástrico o bilis. La función de estos jugos es que las bacterias no lleguen más allá del intestino. Si existe un déficit de estos jugos, es posible que la proliferación de las bacterias en el intestino delgado sea mayor
  • Gastritis crónica previa
  • Presencia de Helicobacter Pylori
  • Pancreatitis
  • Previo tratamiento con radioterapia o quimioterapia
  • Cirrosis o hepatitis
  • Problemas intestinales que causen una disminución de los ritmos peristálticos del intestino (movimientos naturales de esta parte del sistema digestivo) y que cursen con un estreñimiento severo
  • Consumo de drogas y alcohol
  • Edad. A medida que avanzamos en edad, las patologías asociadas a este problema de salud van en aumento, por ello, la probabilidad de aparecer SIBO también

No significa que una persona que tenga sobrecrecimiento bacteriano esté causado por todos estos problemas previos; se trata de las causas más comunes que originan el SIBO.

Síntomas del SIBO

Los síntomas del sobrecrecimiento bacteriano pueden ser diversos. Los síntomas son causados por una «competición» de las células del intestino y las bacterias que han proliferado por llevarse el alimento, lo cual provocará molestos síntomas en las personas que lo padecen.

Es importante observarse muy bien uno mismo y si se sospecha de este problema de salud, acudir al médico para que valore la situación. A continuación te detallo los síntomas más evidentes del sobrecrecimiento bacteriano:

  • Distensión abdominal e hinchazón
  • Dolor abdominal
  • Meteorismo, es decir, un acúmulo excesivo de gas en el intestino
  • Flatulencias y eructos continuos
  • Acidez después de cada comida
  • Estreñimiento o diarrea. Dependiendo de las bacterias que hayan proliferado en el intestino se puede presentar un extremo u otro a la hora de ir al baño
  • Déficit de vitaminas, como la vitamina A, vitamina D o vitamina B12. Esto se puede producir por un SIBO sin controlar durante un tiempo prolongado
  • Anemia. El hierro es uno de los minerales más afectados, por lo que el riesgo de padecer anemia es elevado si no se consigue controlar de manera adecuada

Además, si el sobrecrecimiento bacteriano no se controla y se pone en marcha un tratamiento específico para ello, puede derivar en otros problemas intestinales como la permeabilidad intestinal, colitis, intolerancias alimentarias o en la aparición de enfermedades autoinmunes, como la enfermedad de Crohn.

¿Cómo saber si tengo SIBO?

Antes de saber exactamente si se padece este problema de salud, es sospecharlo. Si padeces algunos de los síntomas que he citado en el punto anterior, es probable que exista un sobrecrecimiento bacteriano, pero no es seguro al 100%. Acude a tu médico para comenzar con las pruebas.

La primera prueba que se lleva a cabo para diagnosticar SIBO es el test de aliento de lactulosa. Se trata de una prueba en la que se tiene que soplar a través de una boquilla y en la que se mide la cantidad de hidrógeno y metano en el aliento durante varios tiempos.

Alimentación para el SIBO

La primera vía de actuación importante que se debe tomar en el tratamiento del sobrecrecimiento bacteriano es el tratamiento farmacológico con antibióticos. Estos deben ser pautados por el médico.

Pero la alimentación juega un papel fundamental en este tratamiento ya que si no se cuida este aspecto, los síntomas pueden no remitir o presentar un déficit nutricional. Para ello, acudir a un dietista-nutricionista especializado en patologías digestivas es fundamental para que te ayude. La literatura científica respalda la dieta baja en FODMAPS como principal tratamiento para el SIBO.

Dieta baja en FODMPAS para el sobrecrecimiento bacteriano

Los FODMAPS son unos determinados azúcares fermentables que consiguen llegar a la microbiota intestinal y esta los utiliza como energía, lo cual hace padecer los síntomas desagradables que comentaba en los puntos anteriores.

Una dieta baja en FODMAPS no es un estilo de vida, es decir, no se debe llevar a lo largo de los años porque puede causar algún tipo de déficit nutricional. Se trata de una herramienta dietoterápica que busca la eliminación de estos FODMAPS al comienzo, pero que sigue con una reintroducción de muchos más alimentos.

En la web puedes conocer más sobre la dieta baja en FODMAPS.

Alimentos no aconsejados para el SIBO

Los alimentos que no están aconsejados en las primeras fases del tratamiento para el sobrecrecimiento bacteriano son los mismos que se limitan en la dieta baja en FODMAPS en la fase restrictiva.

La lista de alimentos no aconsejados en la dieta baja en FODMAPS pueden ser muchos. Es recomendado conocerlos al detalle.

El motivo de eliminar estos alimentos es por su contenido en estos azúcares. El objetivo principal en las primeras fases es remitir los síntomas de este problema de salud para que, cuando desaparezcan en gran medida, se pueda llevar a cabo una reintroducción de los distintos FODMAPS.

La fase restrictiva, en la que se eliminan estos azúcares de la alimentación puede durar de dos a seis semanas. Todo dependerá de la persona que lo lleve a cabo, los síntomas que tenga y cómo evolucione durante este tiempo. Por ello, el tratamiento debe ser personalizado en todos los casos y la comunicación paciente-nutricionista debe ser fundamental.

Gracias a la información que proporcione el paciente, el dietista-nutricionista puede elaborar la alimentación de manera más personal y conseguir un patrón alimentario adecuado a las necesidades de la persona, sin necesidad de padecer síntomas y sobre todo sin que existe ningún tipo de riesgo nutricional.

Alimentos aconsejados para el SIBO

Los alimentos aconsejados para el SIBO, en la primera fase de restricción alimentaria son los mismos que en la dieta baja en FODMAPS. Como te he comentado, el tratamiento es similar. Aquí puedes ver una lista de los alimentos más aconsejados en las primeras fases del tratamiento.

Si nos referimos a la evolución del tratamiento, todos los alimentos están permitidos, siempre y cuando sean reales o mínimamente procesados posible. Lo que sucede es que en la primera fase del tratamiento (fase más restrictiva) sólo se deberán consumir los alimentos libres de FODMAPS. A medida que se avanza en el tratamiento, como he comentado en puntos anteriores, se debe llevar a cabo la reintroducción del resto de alimentos ricos en estos azúcares.

El objetivo final es que la persona que padece SIBO pueda consumir la gran mayoría de alimentos saludables posible sin presentar ningún tipo de síntoma.

Si padeces SIBO y quieres mejorar tu aspecto alimentario, puedo ayudarte. Ponte en contacto conmigo para mejorar tu dieta con SIBO.