Dieta astringente

Dieta astringente

El síntoma de la diarrea o descomposición estomacal aparece cuando el intestino es atacado por un virus o elemento extraño, provocando un aumento cuantitativo de las deposiciones debido a la rapidez del ritmo intestinal. Cuando existe un problema de este tipo, o parecido, acudimos a nuestro médico de cabecera y nos recomienda, en la gran mayoría de casos, la dieta astringente.

¿Te puedo ayudar?

Contacta conmigo o reserva ya tu consulta online

La dieta astringente también puede ser aplicada a los pacientes que hayan sido ingresados en el hospital después de una intervención quirúrgica. Siempre dependerá del caso y de la persona.

Por suerte, problemas como la diarrea o similares pueden desaparecer en pocos días sin necesidad de tomar medicamentos (en caso de que no sea grave). Por ello, es de vital importancia valorar cada caso a la hora de pautar la dieta astringente.

Este tipo de situación, de manera general, nos lleva a pensar en los alimentos que se permiten tomar este tratamiento nutricional. Sigue leyendo para que pueda explicártelo con más detalle.

¿Qué es la dieta astringente?

Esta dieta se aplica cuando existe algún problema estomacal, como diarrea, vómitos o náuseas. Este problema puede ser causado por un virus (o toxina), aunque el intestino también puede verse afectado por bacterias, parásitos o medicamentos, como la ingesta de antibióticos.

Su objetivo es recuperar los minerales y líquidos que ha perdido el organismo durante el proceso diarreico; esto ayuda a evitar o mitigar los síntomas y la deshidratación que puede causar. 

Muchas páginas web que no pertenecen al ámbito de la dietética y nutrición se dedican a difundir información falsa acerca de tomar refrescos, como el Aquarius, en los primeros días. En este post te cuento el motivo por el cual está desaconsejado.

En muchas ocasiones, cuando te pautan este tipo de dieta sólo te proporcionan un papel general indicando qué alimentos se deben eliminar y cuáles no, pero resulta bastante confuso y en muchas ocasiones no se sabe cómo organizar las comidas. Lo más recomendable es acudir a la consulta de un profesional de la nutrición para que te elabore unas pautas especializadas, organizadas y sobre todo enfocadas al problema que se presenta en el momento.

Beneficios de la dieta astringente

Cuando existe un proceso diarreico, llevar a cabo este tratamiento nutricional es lo más recomendado. En esta situación, la dieta astringente tiene muchos beneficios:

  • Ayuda a la persona a reponer la pérdida de líquidos y electrolitos
  • Reduce la estimulación de las secreciones gástricas
  • Disminuye el número y volumen de las deposiciones, reduciendo el movimiento del tránsito intestinal
  • Ayuda a una correcta introducción de los alimentos y posteriormente llevar una dieta saludable y equilibrada

Otra función importante de este tipo de tratamiento es la restauración de la flora intestinal con la toma de alimentos probióticos y prebióticos, ya que contienen bacterias que favorecen la digestión y absorción de los nutrientes a nivel del intestino delgado.

¿Quién puede llevar a cabo la dieta astringente?

La dieta astringente va dirigida a las personas que sufren algún problema digestivo como la diarrea, los vómitos o náuseas.

Es importante que la dieta esté bien enfocada para controlar los síntomas de la persona, por lo que debe estar personalizada en todo momento. 

¿Quién puede pautar este tipo de dieta?

Este tipo de dieta debe estar pautada por un dietista-nutricionista o dietista titulado. Es el único profesional sanitario que tiene los conocimientos y facultades para ello. El médico que lleve el caso de la persona debe prescribir la dieta, dado el caso, pero nunca debe crearla porque eso es competencia del profesional de la nutrición.

Cualquier dieta debe ser pautada de manera personal, cumpliendo unos objetivos claros y definidos por el profesional y el paciente. Nunca se debe hacer uso del típico papel del cajón en el que hay alimentos prohibidos y alimentos permitidos. Se debe personalizar en todo momento la alimentación del paciente. El papel del dietista-nutricionista o del dietista es fundamental para ello.

Escala de Bristol para determinar cómo son las heces

La escala de Bristol es una escala de heces que cataloga estas en función de la consistencia y textura. Es una herramienta muy valiosa para el profesional, ya que le permite valorar el estado del paciente.  Aporta mucha información para saber en qué punto está el paciente y cómo se puede abordar el tratamiento.

Podemos clasificar las heces en 7 tipos. Te los muestro en la siguiente fotografía:

A la hora de acudir al baño, tanto la orina como las heces aportan muchísima información.

Alimentación en la dieta astringente

Como te comenté antes, la dieta astringente debe ser pautada por un profesional sanitario cuando una persona sufre malestar digestivo; esto ayuda a prevenir los síntomas como la diarrea y a sobrellevarla con normalidad. Esta dieta no está recomendada para una persona sana ya que es bastante restrictiva (al menos en las primeras fases).

De manera general, lo que se debe hacer es tomar alimentos que tengan mejor tolerancia (dependerá de la persona y la gravedad del problema), cocinar con poca cantidad de grasa y que consumir poca cantidad de fibra. Se pueden ir añadiendo alimentos dependiendo de la tolerancia, como el arroz blanco, las patatas, las zanahorias cocidas, el pollo o el pescado blanco, priorizando técnicas de cocción ligeras como la plancha o el hervido.

Cuando se comience a ver resultados y mejoras, referente a los síntomas, se debe comenzar a introducir poco a poco otro tipo de alimentos.

Estos alimentos se deben incorporar de forma progresiva para probar la tolerancia de la persona y personalizando en cada momento dicha introducción.

Para que la dieta pueda realizarse con éxito y sin ninguna complicación, se deben seguir los consejos de un médico y/o nutricionista siguiendo sus pautas para poder alcanzar los objetivos marcados. 

Entre las pautas recomendadas destacan: 

  • Fraccionar la dieta en comidas poco frecuentes y nada copiosas para disminuir el peristaltismo intestinal (movimiento del intestino)
  • Sobre todo es muy importante evitar la deshidratación mediante la toma de líquidos (suero oral o bebidas isotónicas) de manera abundante para reponer los electrolitos y mantener en equilibrio los fluidos.
  • Evitar las temperaturas extremas en el cocinado
  • Suprimir el tabaco y el alcohol

Hay que recordar que la dieta astringente no sólo ayuda a contrarrestar los síntomas de la diarrea, puede estar indicada para otras enfermedades como la gastroenteritis aguda autolimitada, la disminución de absorción en el tubo digestivo o alguna enfermedad inflamatoria intestinal, como la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, etc…

Alimentos permitidos en la dieta astringente

A continuación, te muestro los alimentos aconsejados en la dieta astringente en la siguiente tabla. Esto sirve como orientación para poder elegir los alimentos que más se toleren y comprobar que no produzcan un efecto dañino en el aparato digestivo.

LácteosYogur natural, leche de soja y derivados, queso fresco y cuajada
CerealesArroz blanco, sémola de arroz, pasta, pan tostado blanco
VerdurasCualquiera en cantidades que se tolere, siempre que estén hervidas o en puré.
FrutasManzana al horno, pera cocida, compota de manzana, plátano maduro, membrillo y limón son las mejores toleradas                                                                                        
CarnesCarnes blancas como el pollo, el pavo, la ternera (tierna y no fibrosa) o el conejo
PescadosPescado blanco, como la merluza, el rape, el gallo, el bacalao, el fletán, el lenguado o la lubina
HuevosPasados por agua, escalfados, en tortilla y huevo duro son las mejores formas de consumirlo
GrasasAceite de oliva virgen extra
BebidasSuero oral, limonada casera, tés o caldos desgrasados
OtrosEspecias suaves, como la albahaca, azafrán, tomillo, laurel, etc. Importante probar la tolerancia de cada persona

Alimentos no aconsejados en la dieta astringente

Se debe tener en cuenta que hay alimentos que no son recomendados introducirlos en este tratamiento con el fin de que al aparato digestivo le resulte más fácil la absorción de los nutrientes.

Recuerda, que son sólo recomendaciones generales que debes seguir en la dieta y depende del grado de tolerancia de cada persona.

LácteosLácteos grasos
CerealesDerivados integrales
LegumbresTodas, dependiendo del grado y la tolerancia. En las primeras fases es mejor evitarlas
Frutos secosDependiendo del grado de afectación. Es recomendado introducirlos paulatinamente
VerdurasVerduras en crudo suelen sentar peor
FrutasFrutas desecadas, mermelada, frutas en almíbar y crudas sin pelar
CarnesCarnes rojas, vísceras y embutidos
PescadosPescados grasos
HuevosEvitar la fritura
GrasasManteca, mantequilla, margarina y cualquier tipo de salsa
BebidasZumos naturales o comerciales, café, alcohol, agua con gas y refrescos
OtrosMiel, leche condensada, siropes, azúcar, salsas y especias picantes

Formas de cocinar los alimentos

La forma de cocinar los alimentos también influye en cómo estos se puedan digerir. Te indico en esta tabla los métodos de cocción que están aconsejados o no en este tipo de tratamiento nutricional.

AconsejadoNo aconsejado
VaporFritura
HervidoRebozado
Asado o planchaEstofados grasos
PapilloteEmpanado

 

Como sabes, los alimentos se deben cocinar a la plancha, al vapor o hervidos para facilitar la digestión.

Se deben limitar por el momento las formas de cocinar con más cantidad de grasa porque cuando existe un proceso diarreico estas interfieren en la digestión y absorción, tanto de nutrientes como de líquidos, provocando un aumento del volumen de las deposiciones, acompañado de dolor abdominal, fiebre o incluso sensación de malestar. Además, dificultan el proceso de digestión.

Por eso, es importante que se cocine sin un exceso de grasa para que no haya deficiencias nutricionales y complicaciones en el proceso de recuperación.

Ejemplo de menú para dieta astringente

A continuación, te propongo un ejemplo de menú para una dieta astringente. Esto solamente es un menú general, es decir, te ayudará a tener una idea de cómo se podría organizar.

Si necesitas que un nutricionista configure tu dieta, ponte en contacto conmigo y te ayudaré.

DesayunoLimonada casera y yogur natural
AlmuerzoTé y pan blanco tostado con aceite de oliva
ComidaPollo a la plancha con calabacín al papillote y pera cocida
MeriendaCuajada con sémola de arroz
CenaGallo al papillote con zanahorias cocidas y plátano maduro