Dieta para colitis ulcerosa

Dieta para colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa está catalogada dentro de las EII, las enfermedades inflamatorias intestinales. Se trata de un problema crónico y no tiene cura, pero la alimentación juega un papel fundamental para poder aliviar los síntomas y sobrellevar el día a día.

Aquí te cuento cómo puedes llevar la dieta para la colitis ulcerosa.

¿Te puedo ayudar?

Contacta conmigo o reserva ya tu consulta online

      ¿Qué es la colitis ulcerosa?

      La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria intestinal (EII); se trata de un problema de salud crónico, es decir, no tiene cura y las personas que tienen este problema de salud tienen que convivir con ella. Se trata de un problema en el cual el revestimiento del intestino grueso (colon) y del recto están inflamados y presentan úlceras.

      Al igual que en todos los aspectos de la vida, la alimentación es clave para poder sobrellevar esta enfermedad. El tipo de dieta determinará la aparición o no de inflamación y podrá minimizar los síntomas. Uno de los principales objetivos del tratamiento nutricional en la colitis ulcerosa es que la dieta sea lo más completa posible para reducir las probabilidades de pérdidas de nutrientes y líquidos que pueden causar las diarreas. Si no se pone atención al tratamiento nutricional es posible que se de una malnutrición en la persona.

      Esta malnutrición puede dar lugar a problemas de salud como por ejemplo, la pérdida de peso excesiva, osteoporosis, anemia, alopecia o atrofia de las vellosidades intestinales.

      Síntomas de la colitis ulcerosa

      Los síntomas principales de esta enfermedad son las diarreas, que de manera general, vienen acompañadas de sangre. La fiebre y el dolor abdominal también son síntomas comunes en este problema de salud. Estos síntomas vienen ocasionados por la inflamación del colon y las úlceras.

      Los síntomas de la enfermedad suelen darse en forma de brotes, pudiendo aparecer en cualquier momento y variando la intensidad o la duración.

      Se trata de un problema de salud que puede llegar a ser realmente agotador para quien lo sufre. Por ello, el tratamiento nutricional puede ayudar a aliviar los síntomas y conseguir que el día a día de una persona con colitis ulcerosa sea lo más normal posible.

      Dieta para colitis ulcerosa

      No existe una dieta única para el tratamiento de esta enfermedad ya que, dependiendo de la gravedad del brote y de la tolerancia individual de cada persona, se podrán introducir unos u otros alimentos. De manera general, si no existe brote, la alimentación que se debe llevar debe ser variada, incluyendo alimentos reales y de calidad, lo mínimamente procesado posible.

      Es cierto que existen algunos alimentos que, de manera general, suelen provocar peores digestiones a quienes padecen colitis ulcerosa, como por ejemplo lo son el café, las frutas cítricas o las bebidas con gas. Su consumo dependerá siempre de la tolerancia de la persona, de ahí que sea tan importante la personalización del tratamiento nutricional.

      En este punto quiero hablarte del tipo de alimentación que se debe llevar a cabo cuando existe un brote. Como te comento, siempre dependerá de la intensidad o la duración del mismo.

      En términos generales, lo que se debe tener en cuenta es el consumo de fibra. Cuando existe un brote de colitis ulcerosa es recomendado llevar a cabo una dieta baja en fibra para que se reduzca el daño de la mucosa del intestino, que en esos momento se encuentra inflamada.

      Si el brote es de alta intensidad, se debe valorar el aumento del consumo de proteínas para evitar una pérdida de masa muscular y para conseguir reparar las zonas inflamadas de la mucosa intestinal.

      Es recomendado que las personas con colitis ulcerosa tengan una suplementación de calcio y vitamina D, pero esto es algo que debe valorar el médico porque también puede existir otro tipo de déficit de vitaminas o minerales que requieran de una suplementación personalizada.

      Alimentos a potenciar en un brote de colitis ulcerosa

      Como te he comentado antes, cuando la enfermedad se encuentra en un periodo de descanso y no se presentan síntomas, se puede llevar una alimentación saludable sin necesidad de limitar alimentos; pero en caso de estar sufriendo un brote de colitis ulcerosa, lo más recomendado es disminuir la fibra, como has aprendido en el punto anterior. Por ello, aquí te pongo una lista de los alimentos que se deben potenciar cuando existe un brote de colitis ulcerosa:

      Frutas cocinadas o en compota, sin pielCarnes blanca
      Verduras cocidas y con bajo contenido en fibraPescados blancos
      TubérculosHuevos
      Cereales blancos (arroz, pasta, pan…)Bebidas vegetales (avena, soja)

      Es interesante que, si se decide consumir algún lácteo, se consuman los derivados vegetales o aquellos que no contengan lactosa (siempre dependerá de la tolerancia de cada persona). De manera general, se suelen eliminar los lácteos de la dieta porque en muchas ocasiones la lactosa puede propiciar síntomas como la diarrea.

      Alimentos a evitar en un brote de colitis ulcerosa

      Como has visto en puntos anteriores, uno de los principales objetivos de la dieta durante un brote de colitis ulcerosa es reducir el consumo de fibra para evitar más daño en la mucosa intestinal. Aquí te cuento los alimentos a evitar con la colitis ulcerosa:

      Verduras con alto contenido en fibraCarnes rojas
      Frutas crudas y con pielPescados azules
      LegumbresLácteos
      Frutos secos y semillasProductos ultraprocesados
      AlcoholCafé

      Menú ejemplo para colitis ulcerosa

      En este punto quiero ofrecerte un menú ejemplo para un brote de colitis ulcerosa. Como sabrás, cada persona es completamente distinta y puede presentar diferente intensidad en la enfermedad (al igual que la duración), por lo que es importante señalar que esto se trata de un ejemplo y que no representa el total de la alimentación de una persona. Si tienes problemas de colitis ulcerosa, ponte en contacto conmigo, estaré encantada de ayudarte.

      DesayunoVaso de bebida vegetal + Tortilla francesa
      AlmuerzoPlátano a la plancha
      ComidaJudías verdes (sin hebras) hervidas con patata y zanahoria + Pechuga de pollo a la plancha
      MeriendaTosta de pan blanco con aceite + Pera al microondas
      CenaArroz blanco hervido con bacalao a la plancha y zumo de limón