Dieta para la disfagia

La disfagia dificulta la deglución de los alimentos y, en muchas ocasiones, puede provocar deficiencias nutricionales debido a la incapacidad de comer o no hacerlo de manera correcta.

No se debe descuidar este aspecto importante. En este caso, se debe llevar a cabo una alimentación específica que facilite la deglución de la persona.

¿Te puedo ayudar?

Contacta conmigo o reserva ya tu consulta online

¿Qué es la disfagia?

La disfagia es la incapacidad de deglutir la comida que se pretende comer. Se presenta dolor o incapacidad de transportar el alimento desde el momento en el que se come hasta que este llega al estómago. En la mayoría de veces no se puede ingerir el alimento sólido, pero en ocasiones, cuando el problema es más grave, no se pueden tragar alimentos líquidos o con una consistencia poco espesa (tipo néctar).

La disfagia no está catalogada como un problema de salud en sí mismo, si no que se trata de una consecuencia de otras enfermedades, como la gastritis o e reflujo. De manera general, este problema de salud aparece en la población anciana pero también pueden padecerla las personas con algún trastorno o problema neurológico.

Tipos de disfagia

Dependiendo del lugar en el que ocurra la afección, podemos distinguir dos tipos:

  • Disfagia esofágica: Esta afección se da cuando el dolor al tragar el alimento se encuentra en el esófago. Existe la sensación desagradable de que los alimentos se han quedado pegados o atascados en la garganta. El mayor problema en este tipo de disfagia es tragar alimentos sólidos.
  • Disfagia orofaríngea: Este tipo presenta problemas para pasar el alimento de la boca a la garganta o al esófago. Se pueden presentar arcadas, secreción excesiva de saliva o tos. Este tipo de problema está relacionado con la incapacidad de tragar líquidos. Es más habitual en personas con algún problema neurológico.

Síntomas y causas de la disfagia

Las causas de la disfagia pueden ser múltiples y en cada caso es totalmente diferente. El abanico de estas puede extenderse desde el envejecimiento hasta un problema motor o muscular. En muchas ocasiones es difícil identificar una causa para este problema de salud. También, en muchas ocasiones, la dificultar al tragar aparece poco a poco y se hace más complicado identificar una causa específica.sintomas de la disfagia

En cuanto a los síntomas, existen ciertos signos que nos pueden ayudar a identificar si una persona tiene o no disfagia. A continuación, te dejo los síntomas más comunes:

  • Tos a la hora de comer
  • Dolor o queja a la hora de tragar un alimento
  • Babeo excesivo
  • Atragantamiento
  • Regurgitación (vuelta del alimento a la boca o a la nariz)
  • Sensación de atasco en la garganta
  • Acidez de estómago
  • Poco interés por la comida
  • Deficiencias nutricionales a causa de no querer comer

¿Qué comer con disfagia?

Cuando el tragar alimentos se hace doloroso, llega un momento en el que no apetece comer absolutamente nada y, es precisamente en ese momento cuando puede existir riesgo de deficiencias nutricionales importantes. Debemos tener muy presentes ciertas pautas que ayuden a la deglución del alimento y saber gestionar cada comida.

Alimentos a evitar con la disfagia

A continuación te dejo una tabla que resume los alimentos que se deben evitar con la disfagia:

Frutos secosEstos alimentos son de difícil masticación y pueden provocar un atragantamiento
SemillasAl tratarse de un alimento muy pequeño, la probabilidad de quedarse en la garganta
Alimentos fibrososLos espárragos, la alcachofa, la piña, las judías verdes, el apio o la lechuga
Pan tostadoDificulta su deglución al tratarse de un alimento duro y muy seco
Frutas y verduras con piel y semillasLas legumbres, las habas, el kiwi, las fresas o las uvas son alimentos que pueden dificultar la deglución de la persona
Alimentos con dos texturasHace referencia a los alimentos que al masticarlos desprenden líquido, como la naranja, los alimentos con salsa, la ciruela, la uva o la mandarina
Alimentos con espinas o huesosCualquier pescado que presente espinas o carnes con hueso pueden dificultar la deglución
Alimentos con textura pegajosaEl chocolate, la miel, el pan de molde, las golosinas, los caramelos o el plátano no están recomendados porque se suelen quedar pegados en la boca o en la garganta y dificulta el ser tragados
Líquidos con pulpaLos zumos de frutas no facilitan la deglución a causa de la pulpa

Consejos para comer con disfagia

A la hora de preparar la comida para una persona con problemas de deglución, es muy importante adaptarla al tipo de disfagia que presenta. Se debe poner especial atención en la adaptación de alimentos sólidos y líquidos, por ello, la personalización de las comidas es fundamental.comidas para disfagia

Aquí te dejo una serie de recomendaciones para comer con disfagia:

  • Manténte erguido a la hora de comer. Si se adopta una posición inclinada el riesgo de atragantamiento es mayor.
  • Es preferible comer más veces durante el día pero con volúmenes de comida menores. En muchas ocasiones, es buena idea comer con una cuchara más pequeña para que la cantidad de comida a tragar sea menor.
  • Dependiendo del tipo de disfagia, así se deberán triturar los alimentos. El logopeda es el que suele pautar el tipo de consistencia de los alimentos.
  • La comida debe ser homogénea e intentar que tenga la misma textura. Se debe evitar que tenga grumos.
  • Mediante la comida, se debe garantizar la toma de agua necesaria al cabo del día. Se debe tener en cuenta lo que se pueda beber, además de lo que contenga la comida.
  • Dedica el tiempo que sea necesario a la comida. La disfagia provoca lentitud al masticar, por lo que es necesaria la paciencia. Si al cabo de 30 minutos se está fatigado, es recomendado dejar de comer.
  • Es recomendable no tumbarse nada más comer para que no exista riesgo de retorno de la comida.
  • Es necesario que exista una buena higiene bucal para que se eliminen los trozos de comida de la boca y no exista riesgo de atragantamiento.

Consistencia de los alimentos

Dependiendo del tipo de disfagia que se presente, así deberíamos adaptar la consistencia de los alimentos para facilitar la deglución de los mismos y se reduzcan las probabilidades de atragantamiento. En el mercado se puede conseguir fácilmente espesantes comerciales para conseguir la textura deseada. También se puede espesar con maicena, gelatina o agar-agar.

Existen diferentes consistencias para dicha adaptación:consistencia alimentos disfagia

  • Consistencia líquida: En este caso se hace referencia a los líquidos más finos que se pueden tomar, como pueda ser el agua, el café, los caldos o los zumos.
  • Consistencia néctar: Esta consistencia es un poco más espesa que la anterior; la textura se parece al zumo de tomate. Podría beberse con pajita.
  • Consistencia miel: Este formato, como su nombre indica, hace referencia a una consistencia más espesa que las anteriores, muy parecida a la miel; cuando la dejamos caer con la cuchara, se precipita en forma de gotas.
  • Consistencia puding: Es la consistencia más sólida en comparación con las anteriores. Se debe comer con cuchara y si la dejamos caer de esta, cae en forma de bloque, no es  líquida. Se asemeja a la textura de una cuajada o a un flan.

Como he comentado antes, es de vital importancia que el médico diagnostique qué tipo de disfagia se presenta y, posteriormente que un logopeda paute el tipo de consistencia alimentaria. Con ello, se podrá evaluar qué alimentación se debe llevar a cabo en cada uno de los casos.

Cada persona es totalmente distinta y puede requerir unos cuidados y un tipo de alimentación diferente.