Dietas para enfermedad de crohn

Dietas para la Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn se trata de un problema intestinal que cursa con dos fases, una en la que existen síntomas claros y otra que es asintomática (sin síntomas).

En cada una de las fases, la alimentación juega un papel fundamental.

¿Te puedo ayudar?

Contacta conmigo o reserva ya tu consulta online

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

Crohn es una enfermedad inflamatoria intestinal que, además, tiene carácter autoinmune. Se da cuando el intestino está lesionado y no realiza su función correctamente.

Se trata de una enfermedad que no tiene cura, pero se pueden aliviar el malestar con medicación y con un tratamiento nutricional específico y personalizado.

Síntomas y causas de la enfermedad de Crohn

Dependiendo de la fase en la que se encuentre la enfermedad, existirán síntomas o no.

Los principales síntomas dentro de un brote de Crohn son:

  • Diarrea
  • Dolor abominal
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Pérdida del apetito, y con ello, pérdida de peso

Las causas de la enfermedad de Crohn se desconocen. Se sabe que la genética juega un papel fundamental en la aparición o no de este problema de salud, pero no se sabe al 100%. Es necesario realizar más investigación al respecto.problemas de estomago

Qué como si tengo enfermedad de Crohn

Dependiendo de la fase en la que nos encontremos, es mejor alimentarnos de una manera u otra. La fase asintomática, en la que no tenemos los síntomas propios de la enfermedad, la alimentación será un poco menos restrictiva y más flexible que si estuviésemos frente a un brote de Crohn.

Alimentación durante la fase asintomática

Dentro de esta fase, conviene evitar bebidas como el café, el alcohol, las bebidas con gas o los refrescos. En cuanto a la comida, es conveniente evitar los alimentos o salsas picantes, las naranjas, el embutido, los lácteos enteros, los alimentos que produzcan gases, como la col, la coliflor, las legumbres con piel o los cereales integrales. Es importante también eliminar toda clase de bollería y productos procesados.

Por otro lado, conviene potenciar alimentos como el pescado azul, que es rico en omega-3, el germen de trigo y el aguacate, que son ricos en vitamina E y vitamina C, además de selenio y zinc; el yogur natural también puede ser un buen recurso, así como la zanahoria, la calabaza, el mango, la cebolla, el brócoli o la manzana.

Cada persona es diferente a otra, y su tratamiento también lo debe de ser. Por ello, la personalización del mismo es muy importante. Es posible que una persona sin síntomas no pueda tolerar algún alimento de la lista. Todo se debe valorar bajo la supervisión de un profesional cualificado.

Menú ejemplo durante la fase asintomática

A continuación encontraremos un menú ejemplo para una persona que está en una fase asintomática de la enfermedad. No se debe valorar sólo un día, si no el conjunto de la alimentación a lo largo de las semanas.

  • Desayuno: Trigo inflado con yogur natural y granada.
  • Comida: Salmón al papillote con guarnición de calabaza al horno. De postre unos pedazos de mango. Un derivado vegetariano podría ser un salteado de quinoa con calabacín, zanahoria, tomate cherry, brócoli, cebolla, un huevo cocido y aceite de oliva. De postre, unos pedazos de mango.
  • Merienda: Aguacate picado con queso fresco.
  • Cena: Cous-cous con berenjena y tiras de pollo. De postre una manzana. Un derivado vegetariano podría ser el cous-cous con berenjena y tofu salteado, de postre una manzana.que comer con crohn

Alimentación durante un brote de Crohn

Cuando existe un brote de la enfermedad, la alimentación también juega un papel fundamental. Las comidas están un poco más restringidas y controladas, pero podemos hacer que los síntomas sean más leves y menos molestos.

En este caso, debemos tomar la menor cantidad de fibra insoluble posible, que está en los cereales integrales, por ejemplo. También es una buena estrategia eliminar el gluten y la lactosa, para facilitar las funciones del intestino.

Puede ser bueno también evitar los quesos enteros y más grasos, así como la carne roja o embutidos, la bollería y los productos procesados.

Por otro lado, es bueno potenciar la fibra soluble, que está en frutas y verduras. Además, también puede ser bueno tomar patata hervida, huevo o arroz y pasta blanca.

La hidratación también es muy importante; nuestra principal bebida será el agua, aunque también podemos tomar infusiones o caldos.

Menú ejemplo durante un brote de Crohn

Aquí especificamos un menú ejemplo para cuando la persona tiene síntomas claros de la enfermedad. Como siempre decimos, se debe personalizar el tratamiento, esto sólo es un ejemplo.

  • Desayuno: Porridge de avena (no integral) con granada.
  • Comida: Arroz blanco con pimiento, calabacín, zanahoria y pistachos picados. De postre un plátano.
  • Merienda: Queso fresco con arándanos.
  • Cena: Patata hervida con guarnición de espárragos verdes, berenjena y cebolla. Huevo cocido. De postre un persimón.

Como vemos, dependiendo de la persona y de la fase en la que estemos, nuestro tratamiento dietético será diferente. En alimentación no existen las verdades absolutas, y la tolerancia de cada persona es fundamental para llevar el tratamiento con éxito. Es muy importante avisar a nuestro dietista-nutricionista del nivel de tolerancia con cada uno de los alimentos y de los problemas que tengamos.