Dietas para el sindrome del intestino irritable

Dietas para el Síndrome de intestino irritable

El SII también se le conoce como colon irritable y puede resultar muy molesto en las comidas porque ingerimos ciertos hidratos de carbono que dificultan nuestra digestión.

La buena planificación alimentaria hará que se reduzcan los síntomas y que nuestro día a día sea más llevadero.

¿Te puedo ayudar?

Contacta conmigo o reserva ya tu consulta online

¿Qué es el síndrome del intestino irritable?

El síndrome del intestino irritable, conocido por las siglas SII, se trata de un problema intestinal que cursa con dolor abdominal, gases, distensión abdominal (hinchazón) y se experimentan cambios en el ritmo intestinal (estreñimiento o diarrea).

colon irritable

Es complicado que nos diagnostiquen síndrome del intestino irritable y muchas veces se hace a ciegas porque es costoso de averiguar, no sólo económicamente si no también costoso en el tiempo. Antes de comenzar con un examen más específico para determinar la patología, se debe descartar si existe algún tipo de intolerancia a la lactosa, a la fructosa o existe algún problema de celiaquía. Muchas veces se diagnostica SII y únicamente se trata de una intolerancia al gluten.

Para que nos diagnostiquen este problema de salud, además de los síntomas que hemos mencionado anteriormente, la persona debe sentir alivio con la defecación, debe existir una variación en la consistencia de las heces y una variación en la frecuencia de las deposiciones. Esto debe suceder más de tres veces a la semana durante más de tres meses.

La observación de la persona es muy importante para informar de manera correcta al facultativo que nos esté evaluando.

Si estos síntomas están presentes, el médico nos diagnosticará dicho problema.

Qué comer si tengo síndrome del intestino irritable

Lo más aconsejado es llevar una dieta baja en Fodmaps porque normalmente las personas con SII no digieren bien este tipo de hidrato de carbono; estos llegan al intestino y fermentan demasiado, provocando malestar general, hinchazón, etc.

Dieta Fodmap

La dieta Fodmap es la herramienta que más se utiliza para tratar problemas intestinales, sobre todo en síndrome del intestino irritable. Se trata de una herramienta dietoterápica, es decir, que no estaremos con este tipo de alimentación toda la vida. El objetivo es que poco a poco haya una reintroducción alimentaria para que se toleren mejor los alimentos.

Este tipo de dieta reduce al máximo los Fodmaps, unos hidratos de carbono en concreto, como por ejemplo la inulina, un tipo de fibra soluble.

alimentos con fodmap

Durante el tratamiento con el dietista-nutricionista, es muy importante que exista un feedback continuo para que el especialista valore si se debe realizar o no la introducción de los alimentos con más contenido en estos hidratos. Para ello, valernos de tablas o planificadores en los que contemos con detalle cada momento del día, los síntomas que se han presentado con las comidas, si existe malestar, etc, es muy importante para el profesional sanitario.

En base a los datos que se han recogido a lo largo de una semana, por ejemplo, el dietista-nutricionista valorará la reintroducción de nuevos alimentos para ver la tolerancia que presentamos.

¿Cuales son los alimentos ricos en Fodmaps?

Los alimentos más ricos en este tipo de hidratos, de manera general, son los lácteos (yogures, queso y leche), las legumbres (sobre todo las lentejas), el trigo, la cebolla, el centeno, la manzana o los ajos. En este post, te cuento de manera más específica la lista de alimentos ricos en Fodmaps.

Dependiendo de la tolerancia de cada persona, así se hará la introducción de estos alimentos.

Ejemplo de menú bajo en Fodmaps

Cada persona es totalmente diferente y su grado de tolerancia varía, por lo que este menú no es completo y adecuado para todas las personas que sufran síndrome del intestino irritable.

  • Desayuno: Café solo. Huevo revuelto con calabacín
  • Comida: Ensalada de quinoa con espinaca, tomate cherry, calabacín, zanahoria y aceite de oliva virgen extra. Lenguado a la plancha con zumo de limón. De postre dos mandarinas. Un derivado vegetariano podría ser la misma ensalada con un pincho de tortilla española y de postre dos mandarinas
  • Merienda: Tortita de maíz con zanahoria rallada. Papaya
  • Cena: Boniato asado. Judías verdes salteadas con calabaza y berza. De postre piña

Es muy importante que la dieta baja en este tipo de hidrato esté controlada y supervisada por un dietista-nutricionista que evalúe la tolerancia y el estado de cada persona. Si quieres conocer más en profundidad cómo llevar una dieta para este problema de salud, ponte en contacto conmigo y te ayudaré con todas tus dudas.