Dietas para Endocrino y Metabólico

Dietas para Endocrino y Metabólico

La mayoría de los problemas del metabolismo y hormonales son fácilmente controlables con medicación y con un estilo de vida saludable. Con un tratamiento médico específico y unas pautas nutricionales adecuadas para cada persona se puede mejorar el día a día.

Es fundamental cuidar lo que comemos para mantener el equilibrio en nuestro organismo.

¿Te puedo ayudar?

Contacta conmigo o reserva ya tu consulta online

      El sistema endocrino es el encargado de producir las hormonas necesarias para el correcto funcionamiento del organismo. La producción deficitaria de hormonas, o una producción excesiva, puede originar problemas de salud que puedan disminuir nuestra calidad de vida.

      ¿Qué problemas endocrinos y metabólicos existen?

      Los problemas endocrinos más conocidos por la población son el hipotiroidismo y el hipertiroidismo, pero existen más problemas de salud relacionados con las tiroides y la producción de cierto tipo de hormonas. Existen problemas de bocio, cuando aumenta de tamaño la glándula tiroides; el síndrome de Cushing, cuando la producción de cortisol es más elevada; problemas de gigantismo o enanismo (relacionado con las hormonas del crecimiento), etc…

      Dentro del grupo de problemas de salud endocrinos o metabólicos, encontramos también la diabetes, que es muy conocida en la población; al igual que el síndrome de ovario poliquístico, conocido por sus siglas SOP. También podríamos considerar la endometriosis como un problema endocrino que afecta a un porcentaje muy elevado de las mujeres y que en muchas ocasiones no es diagnosticado de manera correcta.

      En el caso de la diabetes, esta se trata de una enfermedad autoinmune de carácter endocrino. La diabetes se caracteriza por un aumento de la glucosa en el organismo siendo regulada (o no) por el páncreas. Dependiendo del tipo de diabetes que se presente, la persona podrá ser o no insulinodependiente.

      La diabetes tipo 1 es la conocida como la diabetes genética, es decir, se trata de un trastorno autoinmune que aparece a edades tempranas y que se caracteriza porque el páncreas no puede producir insulina de manera independiente y no puede producir suficiente cantidad para el organismo. En cambio, la diabetes tipo 2 es la conocida como diabetes del adulto y aparece porque el cuerpo no es capaz de utilizar de manera adecuada la insulina del organismo (esto también es conocido como resistencia a la insulina). La mayoría de veces aparece por un mal estilo de vida, estando presente el sedentarismo y la mala alimentación. Lamentablemente, aunque a este tipo de diabetes se le conoce como la del adulto, cada vez es más frecuente ver a adolescentes y niños con este problema de salud.

      Pautas a seguir con un problema endocrino o metabólico

      Lo más importante, antes de nada, es identificar qué tipo de problema endocrino o metabólico se padece porque dependiendo de cual se trate, el tratamiento nutricional puede variar. La base de la alimentación, ante cualquier problema endocrino, es la misma, pero dependiendo de la enfermedad, esta tendrá ciertos matices en las comidas. Lo importante es llevar un estilo de vida saludable, poniendo atención a lo que se come y se deja de comer, así como a la práctica de ejercicio físico y el cuidado de la salud mental.

      Para poder identificar exactamente qué problema endocrino se padece, el médico de cabecera debe poner en marcha determinadas pruebas para dar con el resultado óptimo.

      Si el problema de salud está relacionado con el funcionamiento de la tiroides, llevar a cabo una dieta para el hipotiroidismo, enfocada en remitir los síntomas y bajar de peso, es la clave. Al igual ocurre con la dieta para la hipertiroides; esta está enfocada en disminuir los síntomas que padece la persona y, si es el caso, ayudar al aumento de peso. En ambos casos, existen ciertos alimentos que se deben potenciar y eliminar para conseguir los objetivos establecidos.

      Actualmente, el síndrome de ovario poliquístico está presente en un porcentaje bastante elevado en la población femenina, y en muchas ocasiones, el tratamiento empleado para ello son las píldoras anticonceptivas, y no se pone atención en el tratamiento nutricional, cuando es clave para la remisión de síntomas. La dieta para el SOP es clave en toda mujer que padece este problema de salud, puesto que ayuda a mitigar los dolores menstruales, la resistencia a la insulina, el acné o incluso ayuda a regular su peso. Actualmente, la dieta es un punto pendiente en muchas consultas de ginecología. Dentro de esta patología, en la alimentación, hay ciertos estudios que apuntar a eliminar ciertos alimentos para ayudar a mejorar los síntomas.

      Y siguiendo con los problemas endocrinos femeninos, la endometriosis es uno de ellos y en la actualidad es complicado que se diagnostique de manera correcta. Las consultas de ginecología que están desactualizadas niegan que exista este problema o no les da la suficiente importancia, cuando este problema de salud puede afectar muchísimo el día a día de la mujer que lo padece. En la actualidad, el tratamiento hormonal es la primer vía de actuación, pero no se debe olvidar la dieta para la endometriosis, que ayudará a remitir los síntomas como los dolores fuertes en cada menstruación o los problemas de estreñimiento o diarrea que pueda causar. En este caso, es importante poner el foco en una alimentación antiinflamatoria para conseguir los objetivos deseados.

      Como podemos ver, en estas situaciones es muy importante corregir los hábitos alimentarios, practicar ejercicio físico regular y abandonar factores externos insanos, como el tabaco o el alcohol.

      Cuando se nos diagnostica de alguno de estos problemas de salud, en muchas ocasiones no nos aportan una información correcta en cuanto a alimentación, por lo que nos encontramos perdidos y sin saber lo importante que es la comida para mitigar los síntomas. Por ello, si te encuentras en esa situación, ponte en contacto conmigo, puedo a ayudarte a mejorar tu alimentación si padecer un problema endocrino o metabólico.

      Menú ejemplo para problemas endocrinos o metabólicos

      La personalización del tratamiento es fundamental y cada patología debe ser seguida por el profesional sanitario adecuado, en base a los gustos de cada persona y su estilo de vida. Es importante conocer la historia clínica y, sobre todo, el problema de salud que padece la persona. En este punto, te muestro un ejemplo de menú que puede ser fácilmente extrapolable a cualquier problema endocrino. Simplemente se trata de un ejemplo, no representa el total de la alimentación de una persona y sobre todo no está personalizado.

      DesayunoCafé sólo + Puñado de nueces + Fresas con canela
      AlmuerzoTosta de pan integral de centeno con aguacate, tomate y orégano
      ComidaEnsalada de garbanzos con tomate, puerro, pimiento, nueces, semillas, huevo cocido y aceite de oliva + Kiwi
      MeriendaBol de frutas (manzana, pera y mango) con yogur natural
      CenaAlcachofas rehogadas con champiñón y taquitos de tofu + Plátano