Dieta para la psoriasis

Dieta para la psoriasis

La psoriasis produce una inflamación crónica de la piel caracterizada por la formación de lesiones de color rojizas y con escamas que se pueden extender por diversas zonas del cuerpo.

Si los signos y síntomas de la enfermedad empeoran, debemos acudir a nuestro médico y a un nutricionista que nos asesore sobre qué tipo de alimentación es la correcta.

¿Te puedo ayudar?

Contacta conmigo o reserva ya tu consulta online

En la actualidad, no existe ninguna cura para la psoriasis, pero se puede prevenir la aparición o disminuir su impacto mediante la alimentación o la aplicación de cosméticos que aporten un pH ligeramente ácido, ayudando así a mantener una piel con elasticidad y suave. 

La alimentación también juega un papel fundamental para conseguir una buena calidad en la piel. Por ello, es importante seguir las recomendaciones de un dietista-nutricionista para conseguirlo. 

¿Qué es la psoriasis?

Se trata de una enfermedad autoinmune, es crónica y provoca la inflamación en la piel, creando heridas en forma de escamas y pápulas, que son lesiones cutáneas con bordes definidos. Afecta a diversas zonas del cuerpo. De manera general, la piel es el órgano más afectado en esta enfermedad, pero también puede afectar a las uñas, a los ojos o al sistema cardiovascular.

No se trata de una enfermedad hereditaria ni tampoco contagiosa, pero diversos estudios apuntan a que puede existir una predisposición genética en las personas que la padecen. También existen factores que pueden estar implicados en el desarrollo y empeoramiento de la psoriasis; aquí te dejo algunos:

  • Consumo elevado de alcohol
  • El consumo de ciertos fármacos en abundancia
  • Un clima frío y seco es más propenso a que la psoriasis aparezca
  • Estrés emocional. A mayor cantidad de estrés, mayor es la probabilidad de que la psoriasis aparezca
  • Infecciones bacterianas o virales
  • Obesidad y sobrepeso
  • Consumo elevado de tabaco y otras drogas

La enfermedad se manifiesta en brotes con períodos de mejoría y de remisión, ya que se desarrolla de forma particular en cada persona. En ocasiones, dura toda la vida. No pone en riesgo la vida de quienes la padecen, pero puede haber repercusiones significativas en el ámbito físico, emocional, sexual, laboral y económico, y disminuye de forma relevante la calidad de vida.

Causas de la psoriasis

No se sabe con certeza la causa de la enfermedad, pero hay estudios que indican que está relacionada con una alteración del sistema inmunitario, afectando por completo las defensas del organismo, como los linfocitos T, conocidos como glóbulos blancos, y los neutrófilos.

Para poder entenderlo mejor, en condiciones normales, los linfocitos T se encargan de proteger nuestro cuerpo de posibles amenazas, como bacterias o virus.

Pero cuando una persona sufre de psoriasis, los linfocitos T atacan a las células de la piel provocando un crecimiento exagerado de nuevas células cutáneas, que a su vez causan enrojecimiento y formación de placas blanquecinas. Estos glóbulos blancos desatan diversas respuestas inmunitarias inesperadas, y una de ellas es la proliferación y dilatación de los vasos sanguíneos.

Se sabe que el proceso de renovación de la epidermis es cada 30 días, pero al tratarse de un trastorno autoinmune, la piel se renueva rápidamente, cada cuatro días, agravando los síntomas de la enfermedad. Esto hace que las células cutáneas se agrupen formando las escamas características de la enfermedad.

No se conoce la causa exacta que provoca la eliminación masiva de las células cutáneas, pero los investigadores llegan a la conclusión de que los factores genéticos y ambientales influyen en el desarrollo de la enfermedad. Es necesario llevar a cabo mucha investigación para dar con la clave exacta, al igual que con el resto de enfermedades autoinmunes.

Síntomas de la psoriasis

Los síntomas de la enfermedad pueden ser diversos y se pueden manifestar de una manera u otra dependiendo del grado de afectación de cada persona. Te dejo en esta lista los síntomas más frecuentes de la psoriasis:

  • Enrojecimiento de la piel con placas blanquecinas gruesas
  • Pequeños puntos escamados, sobre todo en los niños que la padezcan
  • Piel reseca y agrietada
  • Sangrado de las escamas, en los casos más graves de psoriasis
  • Picor exagerado, sensación de quemazón o dolor en la piel
  • Deformación en las uñas en cuanto a color o grosor
  • Lesiones genitales en los hombres
  • Rigidez e inflamación en las articulaciones del cuerpo
  • Gran cantidad de caspa (si la psoriasis se forma en el cuero cabelludo)

El tamaño y la forma de las manchas rojas varían en función de la persona, pueden ser de pocos milímetros o llegar a cubrir zonas corporales extensas. Las manifestaciones de estos síntomas dependerá del tipo de brote que experimente la persona. 

Prevalencia de esta enfermedad

Las investigaciones muestran que hay un 3% de la población mundial afectada por la enfermedad, es decir, que se estima más de 125 millones de personas en todo el mundo. Por otro lado, en España afecta en torno a un 2,3% de la población, lo que supone más de 1 millón de personas.

No se trata de una enfermedad de nacimiento, ya que lo más habitual es que la psoriasis aparezca entre los 16 y los 35 años, aunque también puede aparecer de forma tardía a los 60 años. Además, esta alteración puede estar implicada también en el desarrollo de otras enfermedades metabólicas, como la diabetes.

Tratamiento para la psoriasis

Existen distintos tratamientos alternativos que pueden aliviar los síntomas de la psoriasis, como dietas especiales, cremas, suplementos dietéticos o hierbas. Estos tratamientos alternativos se consideran, por lo general, seguros y pueden ser útiles para algunas personas al reducir los síntomas, como la picazón y la descamación.

Como te comento, son tratamientos alternativos. Si tu médico te ha pautado una medicación específica para tratar este problema de salud, esta debe ser la primera vía de actuación. No está comprobado al 100% que los tratamientos alternativos sean efectivos, puede ser una alternativa a considerar, pero siempre se debe hacer caso al médico.

Los tratamientos alternativos más recomendados para las personas con síntomas leves pueden ser los siguientes:

  • Aloe vera: puede reducir el enrojecimiento, la descamación, la picazón y la inflamación.
  • Aceite de pescado: los ácidos grasos omega-3 que contienen los suplementos de aceite de pescado pueden reducir la inflamación causada por la psoriasis, aunque los resultados de los estudios no son concluyentes.
  • Uva de Oregón: tiene aplicaciones tópicas que pueden reducir la inflamación y aliviar los síntomas de la psoriasis. Es conocida también como bérbero.

¿Cómo influye la alimentación?

No existe un tratamiento nutricional específico para tratar la psoriasis, pero sí que se ha relacionado que un patrón alimentario basado en la dieta mediterránea, poniendo especial hincapié en determinados nutrientes, y junto con unos hábitos de vida saludables, puede ayudar a la piel a mantenerse en mejores condiciones y controlar la aparición de los síntomas de esta enfermedad.

Es aconsejado evitar las grasas saturadas de mala calidad, como el embutido, las carnes rojas, la mantequilla o los lácteos enteros, así como las grasas trans, presentes en los alimentos industriales y ultraprocesados, en los fritos, las margarinas o la bollería; también es recomendable evitar todo lo posible los hidratos de carbono refinados, como el azúcar de mesa, las bebidas azucaradas, las galletas, las golosinas o los cereales blancos.

Se debe considerar que una ingesta excesiva de ácidos grasos Omega-6 de tipo vegetal (aceites vegetales de girasol, de maíz o de soja) se transforman en ácido Omega-6-araquidónico, que contribuye a una respuesta inflamatoria en el organismo.

Es interesante que las personas que padecen psoriasis tomen un aporte suficiente de antioxidantes, ayudando a favorecer la mejora de la piel. Cada caso de psoriasis es totalmente distinto, pero de manera general estos antioxidantes se pueden obtener a través de la alimentación. En casos específicos, la suplementación se debe valorar.

Estos antioxidantes que te comento son los siguientes:

  • Flavonoides: se encuentran sobre todo en frutas como los arándanos, las ciruelas o las cerezas.
  • Carotenoides: se pueden encontrar en las hortalizas como la zanahoria, el maíz, la calabaza o el tomate, y en las frutas, como en la naranja o el albaricoque.
  • Vitamina E: es una vitamina que podemos encontrar en aceites y semillas vegetales, como el aceite de oliva, el aceite de girasol, las semillas de lino, los pistachos o los cacahuetes
  • Vitamina C: se encuentra sobre todo en los alimentos cítricos como la naranja, el limón, la mandarina, la lima, el brócoli o el perejil.

Alimentos aconsejados en la psoriasis

Como te he comentado, una alimentación saludable, basada en alimentos reales y de calidad, puede ayudar a la mejora del día a día de la persona que sufre este problema de salud.

Es importante basar la alimentación en alimentos de origen vegetal, como las frutas, las verduras, las legumbres y los frutos secos. Siguiendo el patrón de la dieta mediterránea es sencillo cubrir las necesidades nutricionales de la persona.

A continuación te muestro una tabla con los alimentos aconsejados para la psoriasis

Verduras y hortalizasTodas. Su consumo debe ser variado, fresco, local y de temporada
FrutasTodas. Su consumo debe ser variado, fresco, local y de temporada
CarnesPriorizar carnes blancas de calidad
PescadosCualquier tipo
CerealesPriorizar el derivado integral y aquellos que no tengan gluten, como arroz, trigo sarraceno, maíz, quinoa, mijo, amaranto…
LegumbresCualquier tipo
LácteosPriorizar los lácteos desnatados o semigrasos
GrasasAceite de oliva virgen extra

Alimentos no aconsejados en la psoriasis

Como te he comentado anteriormente, no existe una dieta específica para la psoriasis, pero es cierto que llevando un patrón de consumo de mala calidad, con alimentos cargados de azúcar, grasas refinadas y harinas de mala calidad, favorece la aparición de los síntomas.

A continuación te muestro una tabla resumen de los alimentos que son aconsejados evitar durante un brote de psoriasis.

CarnesTernera, buey, pato, embutidos, fiambres
LácteosLeche enteros
CerealesCereales blancos con gluten
GrasasMantequilla, sebo
BebidasAlcohol, bebidas azucaradas
OtrosAzúcar, comida precocinada, bollería, snacks…

También hay estudios que apuntan a que una alimentación exenta de gluten y trigo en una persona con psoriasis puede favorecer a la reducción de síntomas. Por el momento, los estudios que hay son limitados y necesitan un respaldo de investigación más exhaustivo, pero todo apunta que una alimentación exenta de gluten en una enfermedad autoinmune puede ayudar a evitar los síntomas.

Ejemplo de menú para una persona con psoriasis

En este punto, te propongo un menú ejemplo que una persona con psoriasis puede llevar a cabo perfectamente. Se trata únicamente de un ejemplo, en ningún momento está personalizado y representa una alimentación saludable completa. 

Si necesitas planificar de manera saludable tus comidas para mitigar los síntomas de la psoriasis, ponte en contacto conmigo. Estaré encantada de ayudarte.

DesayunoTé rojo con limón y tostada integral de trigo sarraceno con tomate natural y aguacate
AlmuerzoYogur natural con arándanos y crema de cacahuete
ComidaAcelgas rehogadas con patata, pistachos picados y semillas de sésamo + Salmón a la plancha con zumo de naranja + Pera
MeriendaNueces y un vaso de bebida de arroz con cacao puro desgrasado
CenaEnsalada de rúcula, tomate, rábanos, pimiento, zanahoria, garbanzos y aceite de oliva + Kiwi