Taller de alimentacion saludable

Talleres de alimentación saludable

Actividades divertidas y curiosas pero que a la vez enseñen hábitos de vida saludable son una táctica estupenda para conseguir instaurar esa alimentación saludable.

Mediante la curiosidad se pueden conseguir grandes cambios. Si aprendemos nuevos conceptos de alimentación y nos parecen interesantes y entretenidos, habremos aprendido más que nunca.

¿Te puedo ayudar?

Contacta conmigo o reserva ya tu consulta online

Los talleres de alimentación saludable no están orientados a sentarse en una silla a escuchar como un dietista-nutricionista habla sobre cómo comer fruta y verdura. Eso era hace años, cuando aprender a comer bien era clases magistrales en las que sólo hablaba una persona, explicaba un tema en concreto y se acababa. La educación alimentaria y la forma en la que se debe aprender algo tan básico como el comer, debe enseñarse de una manera divertida, amena y sana.

Los talleres de alimentación saludable deben ir enfocados a aprender, a despertar la curiosidad por lo que nos enseñan, a practicar con el ejemplo y a pasarlo bien. No sólo están enfocados a los adultos, si no que pueden ir dirigidos a los pequeños de la casa y a las personas mayores. Todo el mundo que quiera aprender cosas maravillosas sobre la salud y la alimentación deben estar invitados.

La teoría se aprende mucho mejor con una buena práctica, por ello, los cursos de alimentación saludable están llenos de actividades a realizar por todo el mundo. Dependiendo del público objetivo, así haremos unas cosas u otras.

¿Cómo pueden ser los talleres de alimentación saludable?

Estos cursos o talleres pueden estar elaborados de manera individual (alguien quiere aprender sobre un tema en concreto) o realizados para que todo el mundo que lo desee pueda apuntarse y aprender.

Si hacemos un taller para niños, este debe ir enfocado a pasarlo bien. Un adulto no es capaz de estar más de dos horas sentado con una atención plena en lo que dice un profesional sanitario, ¿creemos que un niño sí? Debemos enfocar su atención en lo que más les gusta… ¡jugar! Aprender mientras se lo pasan bien es el objetivo de cualquier nutricionista que ame la docencia.

Pero con los talleres para adultos no iba a ser menos. Para aprender sobre un tema cualquiera, este nos tiene que despertar la curiosidad y nos tiene que motivar para llevarlo a cabo; si esto no es posible, el curso no funciona o no es lo que buscamos.

Si estamos en una etapa de nuestra vida en particular y queremos aprender cómo comer durante ese tiempo, una actividad o curso específico donde está recogida toda la información necesaria es un recurso muy bueno para tener a mano.

Si inicias la alimentación complementaria con tu bebé, quieres adentrarte en una alimentación vegana o quieres convertirte en un chef maestro, podemos diseñar un curso a medida para ti.aumentar el peso

Aprenderemos datos curiosos que harán que cambiemos la mentalidad con respecto a nuestra alimentación…

¿Sabías que, en la actualidad, un niño de 5 años ya ha consumido todo el azúcar que su bisabuelo consumió a lo largo de toda su vida? o ¿sabrías decir qué tiene más azúcar, un paquete de galletas oreo o un yogur activia de sabores?

La metodología general que pueden seguir las actividades son diversas. Desde técnicas de cocina útiles para perder el mínimo de nutrientes en cada plato y llevarlo a cabo, elaboración de recetas ricas y sabrosas para una fiesta, incluso hasta aprender a leer los productos que compramos a través de envases que vemos en el supermercado y aprender a hacer la compra. El límite lo pone nuestra imaginación.