Dietas para la menopausia

Dietas para la Menopausia

La llegada de la manopausia es un torrente de emociones, experiencias nuevas y puede suponer un reto para las mujeres. Pero es un proceso bonito (como todos en la vida) que hay que saber disfrutar.

El papel de las hormonas es importante y las necesidades alimentarias van cambiando.

¿Te puedo ayudar?

Contacta conmigo o reserva ya tu consulta online

Menopausia y aumento de peso

La llegada de la manopausia supone un descenso bastante importante en la producción de hormonas. Cuando se retira la menstruación, aparecen los temidos efectos secundarios, como los sofocos, molestias, aumento de peso… Cada mujer puede tener o no estos síntomas, somos totalmente diferentes y las diferentes épocas de nuestra vida nos pueden afectar más o menos.

Uno de los mayores temores que podemos tener las mujeres cuando llega la manopausia es el aumento descontrolado de nuestro peso. La frase más escuchada es que con la menopausia es imposible bajar de peso. Esto no es así.

El aumento de peso se produce porque las necesidades calóricas de las mujeres descienden, es decir, que con la manopausia necesitamos ingerir menos cantidad de calorías que antes, y normalmente no cambiamos la forma de alimentarnos, por lo que ingerimos más cantidad de calorías de las que necesitamos. Además, el tejido graso aumenta. Todo esto es debido al cambio hormonal que sufre nuestro cuerpo.

Estos factores debemos tenerlos en cuenta a la hora de planificar nuestras comidas. La falta de ejercicio físico en estas edades es notoria. Pensamos que porque somos mayores ya no podemos hacer ejercicio, cuando esto no es así. Una actividad física, adaptada a nuestra condición física y capacidades, nos va a beneficiar más de lo que pensamos.

Con todo ello, podemos prevenir el sobrepeso y la obesidad en la menopausia sin problemas.subir de peso en menopausia

Qué comer durante la menopausia

Como hemos dicho, las necesidades calóricas disminuyen en este periodo de nuestra vida y debemos cuidar la alimentación para no comer más cantidad de la que necesitamos. Esto no significa que únicamente comamos ensalada porque tiene pocas calorías, debemos cuidar muchos aspectos de la alimentación. Las calorías no lo son todo. Son un aspecto importante, pero nos tiene que importar mucho más la calidad de las mismas.

Un punto importante que debemos tener en cuenta es el escuchar a nuestro cuerpo. Saber cuando estamos saciados y cuando necesitamos comer es un punto muy importante. Comer rápido o con distracciones hace que comamos más cantidad de alimento que no necesitamos. El acto de comer debe ser un momento tranquilo, dedicado especialmente a ese momento. Si conocemos a nuestro cuerpo y lo alimentamos a un buen ritmo, la saciedad aparecerá y, por ende, comeremos menos cantidad.

Alimentos recomendados para la menopausia

Los alimentos a incluir en la menopausia son diversos. Debemos aumentar el consumo de alimentos vegetales si antes no los consumíamos. Las frutas, verduras y hortalizas deben ser la base de nuestra alimentación. Además de esto, las legumbres y los frutos secos no pueden faltar.

Alimentacion especial

Nos tenemos que quitar el miedo a que, en este caso, los frutos secos tienen mucha grasa y engordan porque esto no es así. Sí que es cierto que la cantidad de grasa que tiene en su composición es elevada, pero la calidad de las mismas es excelente, ejercen un factor cardioprotector importante, junto al conjunto de nuestra alimentación.

Debemos asegurar un aporte óptimo de minerales como el calcio, fósforo y magnesio, además de vitamina D y vitamina K. Aquí, además de los lácteos (yogur natural, queso y leche) que todos conocemos, encontramos estos minerales y vitaminas en las verduras de hoja verde, los frutos secos o las frutas cítricas (kiwi, piña, fresas, naranja…).

Tampoco debemos olvidar nuestro consumo en proteínas. Las proteínas no solo están en el pescado o la carne. Las legumbres son muy buena fuente de este nutriente, al igual que los frutos secos, el huevo o los lácteos.

Alimentos no recomendados para la menopausia

Los productos precocinados o ultraprocesados deben estar presentes en nuestra alimentación el menor tiempo posible. Se trata de alimentos muy calóricos que únicamente nos aportan grandes cantidades de azúcar, grasas de mala calidad, sal y harinas refinadas.

Además de todo esto, el alcohol y las bebidas carbonatadas no están recomendadas.

Ejercicio físico y menopausia

Parece que a medida que avanzamos en edad, el ejercicio físico está reñido con nosotras, pero es no debería ser así.

La práctica de ejercicio físico es un gran liberador mental y ayuda mucho en el estado físico de las mujeres. El deporte debe estar adaptado a las circunstancias de cada persona, es decir, que habrá mujeres que puedan hacer natación y otras sólo puedan caminar un poco cada día. No existe excusa para realizar deporte porque además, ayuda a prevenir la osteoporosis.

Si quieres comenzar un plan de alimentación saludable en esta etapa maravillosa de la vida, ponte en contacto conmigo y te asesoraré con todas tus dudas.