Dieta para la piel atópica o dermatitis atópica

Dieta para la piel atópica o dermatitis atópica

La piel atópica también es conocida como dermatitis atópica o eccema y afecta a la piel de las personas que lo padecen. Se trata de una enfermedad crónica causada por una interacción compleja entre factores genéticos, factores ambientales y factores inmunológicos de la persona.

Es un problema de salud que, de una manera indirecta, puede estar relacionado con la dieta y el estilo de vida.

¿Te puedo ayudar?

Contacta conmigo o reserva ya tu consulta online

      Causas de la piel atópica

      Como te he comentado antes, existen muchos factores que pueden influir a la hora de que una persona pueda padecer eccemas en la piel, como lo son los factores ambientales, genéticos o incluso factores inmunológicos de la persona.

      El papel de la genética juega un papel fundamental en la aparición de este problema de salud, ya que si alguno de los padres presenta asma, eccemas, rinitis alérgica o conjuntivitis, es muy probable que los hijos padezca este problema en la piel. La prevalencia en la población de la dermatitis atópica es del 15%-30% en países desarrollados. De manera general, el 60% de los casos totales son diagnosticados antes del año de vida y el 85% es diagnosticado antes de los 5 años.

      Existe gran variedad de factores o sustancias, como te comento, que pueden ser las responsables de la aparición de la dermatitis atópica, como por ejemplo algunas sustancias que sean irritantes para la piel, las temperaturas muy altas o muy bajas (o cambios muy bruscos en la temperatura), e incluso la aparición de diferentes microorganismos, como algunas bacterias.

      Síntomas de la dermatitis atópica

      Cuando se produce la manifestación cutánea (en la piel) característica de esta enfermedad, significa que el sistema inmunitario está trabajando en exceso. Existe una producción excesiva de inmunoglobulinas E, que son las responsables de que los síntomas típicos aparezcan. Esta respuesta del sistema inmunitario puede presentarse con diferentes síntomas. Cada persona puede exteriorizar estos síntomas de manera individual; si sospechas que puedes tener dermatitis atópica, te recomiendo que acudas a tu médico.

      A continuación, te indico los principales síntomas de la piel atópica:

      • Piel seca
      • Picor y enrojecimiento de la piel
      • Inflamación de la piel
      • Erosiones o bultos que liberan líquido de la piel cuando la persona se rasca

      Tratamiento para la piel atópica

      En la actualidad, no existe una cura significativa de este problema de salud. De manera general, los tratamientos van enfocados a aliviar los síntomas que provoca. A continuación te pongo las principales vías de actuación para tratar la piel atópica:

      • Corticoides tópicos: son los más utilizados contra el eccema. Se pueden aplicar en formato de loción o pomada
      • Antihistamínicos: se utilizan principalmente para controlar el picor
      • Imunomoduladores tópicos: su función está dirigida a controlar la respuesta inmunitaria causante del eccema
      • Antibióticos: se utiliza en algunas ocasiones para mejorar los brotes
      • Fototerapia: es un tratamiento con luz que se puede proporcionar a mayores de 13 años

      Además de estas alternativas como tratamiento para la piel atópica, la alimentación también juega un papel fundamental en el proceso. Incluir alimentos que ayuden al sistema inmunitario de la persona es clave para evitar o remitir los síntomas que provoca la dermatitis atópica. Debes buscar un asesoramiento adecuado para ello. El dietista-nutricionista es el facultativo encargado de ello.

      Alimentación para la piel atópica

      Como te he comentado en el punto anterior, la alimentación también es clave en el tratamiento del eccema. Debemos partir de la base que la alimentación no curará este problema de salud, pero sí que se ha demostrado que potenciar y reducir ciertos nutrientes de la alimentación tiene resultados positivos en los síntomas de las personas.

      Existen bastantes estudios que apuntan a un consumo de probióticos y prebióticos para mejorar la dermatitis atópica, ya que las bacterias vivas que contienen los probióticos mejoran la salud de la microbiota intestinal y los prebióticos contienen nutrientes beneficiosos para dichas bacterias. De manera general, la persona afectada con dermatitis atópica tiene alteradas las funciones de la microbiota intestinal, por lo que un consumo de estos alimentos puede ayudar. Algunos alimentos prebióticos son el ajo, la cebolla, las legumbres, la patata, el boniato, el plátano, los espárragos o las alcachofas. Por otro lado, los alimentos considerados como probióticos son los yogures, el kéfir, el chucrut o los encurtidos.

      Dentro del tratamiento nutricional se busca reducir la inflamación de la piel, por lo que una dieta antiinflamatoria es clave. Se debe poner especial hincapié en el consumo de vitamina D y vitamina E, al igual que en el consumo de minerales como el selenio, zinc o magnesio. Todos ellos contribuyen a la reducción de la inflamación de la piel. Tanto estas vitaminas como minerales están presentes en verduras, frutas, frutos secos, huevo, quesos, carnes o pescados.

      Otro de los nutrientes que se deben vigilar es el omega-3, ya que es un ácido graso esencial que regula de manera correcta el sistema inmunitario y ayuda a reducir la inflamación del organismo.

      Y por último, el gluten es recomendado evitarlo dentro de la alimentación. Numerosos estudios apuntan a que la eliminación del consumo de gluten en personas con enfermedades autoinmunes conlleva a una mejora en cuanto a los síntomas. Por ello, puede ser interesante llevar a cabo una estrategia nutricional personalizada en la que el gluten esté exento de la dieta. El gluten es una proteína que se puede encontrar en el trigo, la cebada, el centeno, la espelta, el kamut o la avena.

      A continuación te pongo una tabla resumen con los alimentos que hay que evitar y potenciar con la piel atópica.

      Alimentos a potenciar con la piel atópica

      Todas las frutas, en especial el plátano, aguacate y papayaCarnes blancas de calidad
      Todas las verduras, en especial ajo, cebolla, alcachofas y espárragosPescados
      LegumbresHuevos
      Cereales integrales de calidad sin gluten (los de caja no)Semillas, sobre todo las de calabaza, lino y cáñamo
      Frutos secos naturales o tostadosTubérculos
      Lácteos (yogur natural, queso y leche)Bebidas vegetales de calidad

      Alimentos a evitar con la piel atópica

      Cereales con glutenSalsas comerciales
      SnacksRefrescos
      Toda clase de bollería, tanto casera como industrialAlcohol
      Aceites vegetales refinados, como el aceite de girasol, palma, colza…Sal en exceso

      Menú ejemplo para la dermatitis atópica

      A continuación te indico un ejemplo de menú saludable para una persona con la piel atópica. Es importante saber que no es un menú personalizado y que únicamente se tiene en cuenta un día, por lo que no representa la alimentación total de una persona. Si padeces piel atópica o dermatitis atópica y quieres cuidar tu alimentación, ponte en contacto conmigo, te ayudaré.

      DesayunoCafé con leche + Tostada de trigo sarraceno con huevo revuelto y tomate cherry
      ComidaCrema de verduras al gusto + Sardinas a la plancha con patata asada + Plátano
      MeriendaNueces + 1/2 aguacate picado con queso y semillas de lino machacadas
      CenaTofu a la plancha salteado con verduras al gusto y pesto + Fresas

      Alergias alimentarias y dermatitis atópica

      En este punto, quiero traerte a colación un estudio bastante interesantes que relaciona la presencia de dermatitis atópica con alergias alimentarias. Dicho estudio demostró que los niños que padecen dermatitis atópica tienen más probabilidades de desarrollar una alergia alimentaria futura, en comparación con otros niños que no presentaban la piel atópica.

      En ambos casos, el sistema inmunitario está involucrado. En algunos niños, padecer una determinada alergia alimentaria puede agravar de manera significativa los síntomas de la dermatitis atópica.

      Es recomendado que los alimentos se introduzcan a edades tempranas (no antes de los 6 meses) y nunca retrasar la exposición a determinados alimentos. Este retraso puede aumentar las probabilidades de que el niño padezca alergias. Por todo ello, la evaluación por parte de profesionales sanitarios es de vital importancia para confirmar o no la presencia de alergias (tanto del alergólogo para el diagnóstico, como el dietista-nutricionista para una correcta introducción de alimentos). La dieta de eliminación sólo se podrá aplicar a aquellos niños que presenten una alergia alimentaria determinada.