Menú saludable para verano

10m
Comparte

El verano no debe destinarse a comer productos procesados sin límite con la excusa de «ya vendrá septiembre y lo solucionaremos«. El verano está para disfrutar lo máximo posible, pero con sentido común y llevando a cabo buenos hábitos, no sólo alimentarios.

Uno de los problemas que veo durante esta época es que la gran mayoría de personas comienzan a descuidar sus hábitos desde junio hasta septiembre. Si nuestras vacaciones son dos semanas en todo el verano, ¿qué necesidad tenemos de comer mal o no practicar ejercicio físico?

Pongámonos en situación. Si nuestras vacaciones son la primera quincena de agosto, ¿por qué comemos mal en julio? Las vacaciones están para disfrutarlas, sí, pero sólo tenemos unos días, no unos meses (al menos los que no somos tan afortunados). Por ello, cuando lleguen tus días de vacaciones, disfrútalas y si tienen que ser más flexibles, en cuanto a comida o bebida, debes ser consciente de ello y volver a la normalidad cuando estas se terminen.

El resto del verano, nuestra alimentación debe ser buena, al igual que el resto del año. Por ello, aquí te voy a proponer una serie de tips para alimentarse de manera sana durante el verano. Y si sigues leyendo, encontrarás un menú saludable para estos días de calor.

Consejos para comer sano en verano

Sácale partido a las legumbres

Las legumbres no son un plato de invierno. Se trata de uno de los alimentos más versátiles que podemos tener en nuestras cocinas. No es necesario que nos hagamos un cocido de garbanzos caliente porque no es la época y nuestro cuerpo nos lo agradecerá. La idea, con el calor del verano, es hacerlas en preparaciones frescas y que sí apetezcan consumirlas. Aquí te dejo varias ideas para consumir legumbres en verano:

  • Hummus de garbanzos o guisantes
  • Ensalada de lentejas con tomate cherry, cebolla morada, pimiento, aguacate, queso y aceite de oliva virgen extra
  • Judías pintas con cous-cous, champiñón, calabacín y almendra picada
  • Salteado de habas con huevo escalfado y setas
  • Ensalada de quinoa cocida con judías blancas, zanahoria, pepino, anacardo, semillas de sésamo y aceite de oliva virgen extra

Mantente bien hidratado durante el día

La buena hidratación es fundamental, no sólo en verano si no a lo largo de todo el año. La frase que nos han grabado a fuego en la cabeza es la de «hay que beber 2 litros de agua al día» o «se deben beber ocho vasos de agua al día«… ¿Esto es totalmente cierto? Sí, pero en mi opinión hemos captado mal el mensaje.

Es cierto que es interesante beber dos litros de agua al día, pero esos dos litros no son necesarios que provengan de los vasos de agua que tomemos. En esos dos litros de agua diaria va incluida el agua que contiene la fruta, la verdura, los caldos, las infusiones o los tés.

Con esto me refiero a que, si llevamos una alimentación basada en vegetales, debemos beber a demanda, es decir, lo que nos pida el cuerpo. No existe mejor señal que nos indique que debemos beber agua que la propia sed. Por ello, pon atención a tu cuerpo y bebe lo que necesites y cuando tu cuerpo te lo pida.

Es importante poner atención en los niños y ancianos, especialmente en verano, porque no suelen pedir agua, aún teniendo sed, y es fácil que aparezca la deshidratación en estos casos. El resto, podemos beber a demanda.

No olvides las frutas y las verduras

Las frutas y verduras nunca debemos olvidarlas en nuestra alimentación, ni en verano ni en invierno. Pero las frutas que están de temporada en verano son perfectas también para tener una buena hidratación. No me negaréis que a la hora de comer sandía, no tenemos ni pizca de sed.

Si viajamos a la playa o a la montaña, las frutas de temporada son perfectas para transportar en un tupper y disfrutar de ellas en cualquier lugar en el que estemos. ¡No tenemos excusas!

En cuanto a la verdura, la podemos consumir en forma de ensalada, de gazpacho o salmorejo. Son las opciones más frescas para no dejar de tener una base alimentaria vegetal.

Elabora helados saludables

¿Sabías que puedes pasar el verano comiendo todos los días helado y sentirte bien contigo mismo porque lo estás haciendo bien? No hablo de los helados del supermercado, esos los descartamos. Pero en casa puedes hacer helados de la manera más sana y a la vez con un sabor espectacular. Son muy fáciles de hacer, toma nota.

Los helados saludables tienen como base cualquier fruta. Escoge la que más te guste. Partiendo de aquí, por un lado, podemos hacer un tipo de helado:

  • Compra un molde para palitos de helado
  • Tritura la fruta que más te guste junto con leche, bebida vegetal o yogur natural sin azucarar
  • Mete la mezcla en los moldes y al congelador
    • Os recomiendo el helado de mango con leche o el de fresas y sandía con bebida de avena.

Otra manera de hacer helados al momento es la siguiente:

  • Congela la fruta que desees para hacer el helado
  • En el momento de tomar el helado, saca la fruta del congelador, métela en una trituradora y añade yogur natural o yogur vegetal
  • Tritura. Necesitas una máquina potente, estilo Thermomix, para no quedarte sin ella
  • La textura es la misma que el típico helado de tarrina
    • Os recomiendo el helado de plátano con yogur natural y chips de chocolate.

Estos helados no dejan de ser fruta con yogur o leche/bebida vegetal. No tienen azúcares añadidos y podemos consumirlos a diario sin problemas.

Experimenta en la cocina

Soy de las que piensa que de los experimentos en la cocina salen los mejores platos. No te prives nunca de mezclar alimentos porque te sorprenderás de lo sabrosas que son algunas mezclas. Y si pruebas algo y no te gusta, ya sabes que esa mezcla no debes hacerla. Pero, ¿y si descubres que te encanta?

Aquí te voy a dejar algunas de mis mezclas preferidas que descubrí cuando experimenté en la cocina:

  • Ensalada de rúcula, cebolla morada, aguacate, salmón ahumado y queso de cabra
  • Tostada de pan integral con plátano machacado y canela
  • Ensalada de canónigos, tomate cherry, cebolla, sandía, melón, almendras, queso fresco y vinagre de módena
  • Macedonia de mango, fresas y papaya con yogur natural, canela y avellanas machacadas
  • Hamburguesa de calabaza

Menú saludable para el verano

Y como lo que queremos todos es ponernos manos a la obra durante estos días de calor, por aquí os voy a dejar un menú ejemplo de comidas sanas que podemos prepararnos durante una semana de verano. Se trata de un menú tipo (sólo comida y cena), no está destinado ni a la pérdida de peso ni a prevenir ningún tipo de enfermedad. Únicamente es un ejemplo de cómo podríamos alimentarnos de manera variada, fácil, sabrosa y saludable.

Recuerda que para llevar un estilo de vida saludable, nuestra alimentación debe estar basada en vegetales y debemos mantenernos activos siempre que podamos.

DíasComidaCena
LunesEnsalada de judías pintas con tomate cherry, cebolla morada, pimiento, maíz, aguacate y aceite de oliva + PiñaTomate picado con atún, puerro, queso curado, aceitunas y aceite de oliva + Sandía
MartesVaso de gazpacho casero + Salmón a la plancha con salsa verde + MangoEnsalada de quinoa, cebolla, pimiento, queso de cabra y pistachos picados + Mango
MiércolesEnsalada de arroz con tiras de tofu ahumado, calabacín, champiñón, zanahoria, anacardos y aceite de oliva + SandíaCrudités de verduras con hummus de remolacha + Piña
JuevesEnsalada de lentejas con tomate picado, pimiento, zanahoria, queso tierno, huevo cocido, almendra picada y aceite de oliva + MelocotónTortilla francesa con champiñón + Vaso de gazpacho + Pera
ViernesVichyssoise + Lenguado al horno con zumo de naranja + Melón Hamburguesa de calabaza con tomate, cebolla, brotes verdes y pan integral de centeno + Plátano

Si os ha gustado este post, no dudéis en compartirlo para que mucha más gente pueda tener un menú sano para el verano.

Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    También te puede interesar