¿Qué es el coaching nutricional?

10m
Comparte

En la actualidad, el coaching nutricional divide a las personas. Encontramos aquellas que saben muy bien lo que es, cómo nos puede ayudar e incluso cómo emplearlo para ayudar a otras personas… pero existe gran parte de la población que estos términos les genera confusión.

La gran mayoría de personas sabe que está de moda, que mucha gente recurre a ello, pero no sabe en qué consiste, cómo puede ayudarles, si es o no un tratamiento dietético…

En general, las personas rehuyen de este porque piensan que es un tipo de dieta… y nada más lejos de la realidad. En este post, te cuento con detalle todo sobre el coaching nutricional.

¿Qué es el coaching nutricional?

El coaching nutricional es una especialidad del coaching. No es una dieta. Trabaja mucho más allá, sin papeles que obliguen a comer un determinado alimento en un día concreto. Este proceso trabaja la motivación y las emociones de la persona, consiguiendo las metas que se proponga.

El coaching nutricional es un proceso por el cual una persona consigue visualizar y vencer los obstáculos que se encuentre en el camino. La persona debe fijar unos objetivos y con ello, intentar conseguirlos. Se debe poner especial hincapié en la actitud, en el entorno que le rodea y determinar cuales son los pasos a seguir.

En este caso, los objetivos estarían enfocados a mejorar los hábitos de alimentación. Una vez visualizado esto, también se consiguen mejorar otros aspectos de la vida de las personas.

El coaching nutricional ayuda a empoderar a la persona, hacerla sentir protagonista de sus decisiones y a disfrutar del camino que supone unos cambios en el estilo de vida.coaching nutricional y planificacion

¿Quién puede ser coach?

La persona que puede llevar a cabo este proceso es el coach nutricional. No debemos confundirlo ni con un dietista-nutricionista ni con un entrenador personal y ni mucho menos con un psicólogo. Vamos a definirlo bien.

Un dietista-nutricionista es aquella persona titulada capaz de pautar un tratamiento dietético personalizado, atendiendo a las necesidades de la persona (además de otros aspectos). Es el único capacitado para «hacer dietas».

El entrenador personal, una persona titulada, es el único que puede asignar unas pautas de entrenamiento a las personas, teniendo en cuenta su condición física, objetivos… No deberíamos ponernos en manos de nadie, nada más que de un entrenador personal, si decidimos practicar ejercicio físico.

Un psicólogo, al igual que los anteriores, posee un título universitario que le acredita poder llevar a cabo un tratamiento psicológico adecuado a cada persona.

El coach nutricional es aquella persona que se ha formado en coaching nutricional (en la actualidad no existe ningún grado universitario) y que puede guiar a las personas en el proceso de mejorar sus hábitos de alimentación o mejora de la condición física. Bajo ningún concepto puede pautar una dieta ni realizar un plan de entrenamiento. Debemos tener esto muy claro.

El coach nutricional complementa la acción de los profesionales sanitarios.

Un profesional titulado, como los que he comentado en este punto, se pueden especializar en coaching nutricional para poder prestar un servicio mucho más completo.

¿Cómo saber si necesito un coach nutricional?

Es muy sencillo saber si precisas de la ayuda de un coach nutricional.

Cuando quieres cuidar tu alimentación, vas a «ponerte a dieta» o quieres mejorar tus hábitos de vida… ¿te falta motivación?, ¿sientes que no vas a conseguir tu objetivo?, ¿te cuesta seguir una dieta?, ¿te genera ansiedad o estrés ponerte a dieta o cuidar tu alimentación?, ¿crees que no le puedes dedicar tiempo a cuidarte?, ¿tienes una relación tormentosa con la comida?…

Si has respondido a cualquier de estas preguntas de manera afirmativa, un coach nutricional es una opción estupenda para ti. Del coaching nutricional puede beneficiarse todo el mundo.

El coaching nutricional va dirigido a aquellas personas que quieren cuidar su alimentación y mejorar sus hábitos de vida, las que quieren mejorar su relación con la comida y aceptarse a sí mismas; está dirigido a aquellas personas que quieren también mejorar su estado mental, saber diferenciar y entender sus emociones y, en definitiva, dar un cambio de 180º a su calidad de vida.como saber si necesito un coach

Objetivos del coaching nutricional

Los objetivos establecidos en el coaching nutricional varían siempre con cada persona y en qué punto de su vida se encuentre. Las metas de cada persona son completamente distintas y, por ello, los objetivos propuestos por el coach también lo deben ser. Pero es cierto que en este tipo de procesos existen una serie de pasos que ayudan a establecer los objetivos y a cumplirlos:

  • Ser consciente. Para conseguir cualquier tipo de objetivo, primeramente se debe ser consciente del problema que existe. Saber que tiene solución y ponerse manos a la obra. Cuando eres consciente del proceso en el que estás implicado se trabaja con un mayor confort. En este punto, se pueden establecer los objetivos que se quieran conseguir. Deben ser objetivos que de verdad se deseen y, sobre todo, que sean realistas. El coach se encarga de que así sea.
  • Conseguir la motivación. Es el punto clave del coaching nutricional. Si no existe una motivación, el proceso puede ser duro, difícil de llevar a cabo y terminar en fracaso. El coach es el encargado de que esta motivación no se pierda; te ayuda a conseguir los objetivos con ilusión y ganas. Debe ser una motivación sana, inteligente y sobre todo personalizada.
  • Pasar a la acción. Una vez definidos los objetivos y practicado la motivación, se debe pasar a la acción. Es muy importante trabajar todos los aspectos que el coach haya pautado para conseguir llegar a al objetivo sin desmotivación o sintiendo que se trata de una obligación.

objetivos del coaching nutricional

Beneficios del coaching nutricional

Los beneficios del coaching son múltiples. Gracias a esta técnica, es mucho más sencillo conseguir las metas que se propongan (bajar o aumentar de peso, dejar de comer carne…). A continuación, te cuento los beneficios generales que tiene el coaching nutricional

  • Ayuda a visualizar los objetivos propuestos y a superar los obstáculos que se encuentren por el camino
  • Consigues identificar qué tipo de alimentación se adhiere mejor a tu día a día
  • Mejoras tu alimentación siendo consciente de ella
  • Eres más consciente de ti mismo y de tu entorno
  • Mejoras el estado tanto físico como mental

Cada persona puede experimentar distintos beneficios con este proceso porque cada persona tiene unos objetivos y unas metas completamente distintos. Lo mejor del coaching nutricional es que ayuda a mejorar como persona a todas aquellas que lo llevan a cabo.

¿Qué diferencia hay entre coaching nutricional y una dieta?

Debemos partir de la base que el coaching nutricional no es una dieta. Como te he comentado en puntos anteriores, un coach no debe pautar ningún tipo de dieta (eso es competencia del dietista-nutricionista). El coach acompaña a las personas en el proceso de cambio.

El coaching nutricional es un proceso que intenta conseguir los objetivos establecidos por el paciente. Si el dietista-nutricionista no es experto en coaching nutricional, es una buena estrategia trabajar conjuntamente con el coach para visualizar mucho mejor el camino a recorrer por el paciente.

Una dieta es un tratamiento nutricional personalizado, adaptado a las necesidades de cada persona y orientado a conseguir los resultados y objetivos que busca. Por aclarar las dudas que aún queden… la dieta trabajaría la parte técnica (alimentos, nutrientes, adherencia…) y el coaching nutricional trabajaría la parte emocional (saber cómo afecta cada decisión relacionada con la comida, visualizar objetivos, identificar emociones…).

Aléjate del coach que paute dietas porque, a no ser que sea un dietista-nutricionista titulado, no debe hacerlo.

Comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    También te puede interesar