Dieta de la zona – Análisis, bloques de alimentos, pérdida de peso y salud

15m
Comparte

En un mundo lleno de dietas, batidos detox y vende humos que quieren sacarnos el dinero, afloran las dietas con nombre y “reputación” que consiguen muchos adeptos. Son seguidas por miles de personas y a unos les funciona y a otros no quieren ni nombrarla.

Este post va destinado a conocer más en detalle la dieta de la zona, un tipo de alimentación que siguen muchas personas famosas y, con ello, ha ganado muchos seguidores. Aquí te voy a contar lo bueno y lo malo de seguir la dieta de la zona.

¿Qué es la dieta de la zona?

La dieta de la zona fue creada en el año 1995 por Barry Sears. El nombre de esta dieta viene porque según su creador estar “en la zona” se trata de un estado fisiológico real en el que se puede controlar la inflamación del organismo. Es, por así decirlo, el estado óptimo de salud al que podemos llegar.

La dieta de la zona no se trata nada más que de una dieta estricta basada en un método que promete resultados de peso una vez la sigues. Es muy famosa porque la han seguido muchas celebridades de Holliwood, como Brad Pitt, Jennifer Aniston o Sandra Bullock.

Esta dieta propone un equilibrio hormonal mediante un reparto alimentario de 40% de hidratos de carbono, 30% de proteínas y 30% de grasa en cada una de las cinco comidas (obligatorias) que se deben hacer al día. La razón de esto es para conseguir reducir la inflamación celular del organismo que presenta la sociedad con su estilo de alimentación actual. Con ella, según sus adeptos, se previenen enfermedades como la diabetes o el alzheimer.

Existen dos formas de estructurar esta dieta; una de ellas es mediante bloques y la otra de manera visual, pero según su creador, la manera visual lleva a error y necesitas estar muy entrenado para llevarlo a cabo. Así que, por norma general, la dieta de la zona se lleva a cabo mediante bloques.alimentacion saludable en la dieta de la zona

Dieta de la zona y bloques de alimentos

Como te comento, la mejor manera de comenzar la dieta de la zona es mediante los bloques que él creador pone a nuestra disposición. Llevando a cabo estos bloques, la alimentación es equilibrada en cada una de las comidas. Cuidado que cuando hablamos de equilibrada, no estamos hablando de saludable. No son sinónimos.

Estos bloques nos permiten saber qué alimentos y en qué proporciones debemos tomarlos. Es un método bastante complejo pero una vez se coge el truco, se puede pasar al método visual para no tener que pesar los alimentos y será más rápida la elección.

Para saber de qué constan estos bloques, aquí os dejo un ejemplo:

  • Un bloque de hidratos de carbono son 9 gramos
  • Un bloque de proteínas son 7 gramos
  • Un bloque de grasas son 1,5 gramos (aquí se tiene en cuenta la cantidad presente en los alimentos también)

Estos bloques se obtienen mediante una calculadora que tienen ellos mismos en su web. Se debe ingresar el peso, la altura, el sexo y los perímetros de cintura y cadera. Con ello, ya tenemos confeccionada la dieta. Aquí os dejo los bloques que yo misma debería seguir para comenzar esta dieta.bloques de alimentos en dieta zona

He de decir que el porcentaje de grasa que calcula la web lo hace el mismo sistema. No tiene nada que ver con el porcentaje que pueda tener yo realizándome una bioimpedancia o una antropometría. Además, tampoco informan en base a qué calculan ese peso ideal aproximado… Esto nos da una pista de lo fiable que son sus datos.

Según la dieta, existen tentempiés o snacks a media mañana (vendidos por ellos) que corresponden a un bloque completo para poder completar el equilibrio que falte en alguna comida del día.

Omega-3 en la dieta de la zona

Según el creador de la dieta de la zona, la alimentación que llevamos en la actualidad es muy deficitaria en omega-3, por lo que es recomendable (y obligatorio) tomar sus suplementos de omega-3 para completar la alimentación y que sea equilibrada. Que vuelvo a decir que equilibrada no significa que sea saludable.

Para aumentar un poco más la alarma, las recomendaciones de omega-3 han sido subidas por ellos mismos. Con esto se crea esa necesidad de tomar los suplementos porque pensamos que no llegaremos a los niveles óptimos con la alimentación. Según la EFSA, la Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria, recomienda 250mg de omega-3 diarios para un correcto funcionamiento cardíaco. Según el creador de esta dieta necesitaríamos 2,5g de omega-3 (lo que equivale a 2500mg). Con esto se aseguran el “miedo” a que nos falte omega-3 en la alimentación y la compra de sus suplementos está garantizada.

No deja de ser un negocio.

Venta de productos en la dieta de la zona

Como cualquier dieta milagro que se precie, la venta de suplementos está presente. Como hemos visto, la dieta de la zona vende omega-3 específico para quien sigue la dieta. Pero además de eso, también venden snacks como barritas, galletas o batidos que complementan a la perfección los bloques necesarios diarios. Lo tienen todo medido.

Los adeptos a esta dieta nos alertan de lo complicado que es seguir la dieta con los bloques y puede que en alguna ocasión (casi siempre) nos falte algún bloque por completar, por ello, tienen a nuestra disposición una gama de productos que encajan a la perfección con los bloques que necesitamos. Y para que nos sea más sencillo de consumir, nos recomiendan en qué momento tomarlos… ¿Todavía no nos hemos dado cuenta que se trata de una dieta disfrazada de negocio?

productos para la dieta de la zona

A la larga, crean una dependencia a estos productos para “llevar una dieta equilibrada” y lo único que se consigue es que se adelgace el bolsillo.

Ventajas de la dieta de la zona

La única ventaja que le puedo ver a esta dieta es que en ningún momento eliminan alimentos reales. Desaconsejan el consumo de bollería industrial, azúcar, productos ultraprocesados como el embutido, la casquería o los cereales blancos. Se fomenta el consumo de frutas, verduras, frutos secos, carnes y pescados (aunque he decir que no he visto las legumbres por ningún sitio, eso no me gusta).

En resumen, la base de la alimentación que propone la dieta de la zona es bastante buena. No le pondría pegas en ningún aspecto.

Inconvenientes de la dieta de la zona

En cuanto a los inconvenientes que le veo a este tipo de dieta son bastantes. Comencemos.

analisis de la dieta de la zona

  • No deja de tratarse de un negocio que busca sacar el dinero de las personas desesperadas por bajar de peso. Prometen los resultados que quieres conseguir con su método de bloques (el cual me parece my complicado de seguir) y te crean una dependencia absoluta a sus productos, los cuales son caros si tenemos que estar toda la vida consumiéndolos.
  • No crean unos hábitos de vida saludable. Aunque en su web lo anuncien como “aprende a comer de manera saludable” es una mentira enorme porque, como he dicho anteriormente, crean esa dependencia a los productos para “comer equilibrado” y no enseñan a hacerlo de manera independiente e individualizado, como sí lo haría un dietista-nutricionista.
  • No existe evidencia científica que las dietas hiperprotéicas ayuden a la disminución del peso. Esto no quiere decir que no sean saludables, si no que no son efectivas para la pérdida de peso.
  • Crea altas expectativas a las personas con falsas creencias que luego no suceden.
  • Puedes elaborarlo tú mismo, sin ninguna supervisión de un profesional. Debemos dejar de tomarnos a guasa nuestra alimentación y ponernos en manos de una persona cualificada si queremos conseguir nuestros objetivos.

¿Es saludable la dieta de la zona?

La dieta de la zona es saludable porque no elimina de la alimentación nada más que aquellos productos ultraprocesados que debemos evitar siempre, estemos o no a dieta. El problema de este tipo de dieta es que crean una dependencia a sus productos, creando una necesidad (casi) imperiosa de tener que tomarlos.

Llevando una correcta alimentación, basada en alimentos vegetales, no existe riesgo de déficit nutricional (hablamos en condiciones generales). Y si necesitásemos cualquier suplemento, es nuestro médico el que debe pautarlo.

Antes de someterte a cualquier tipo de dieta (la de la zona, la dieta disociada o cualquier otra) infórmate con el profesional correspondiente, en este caso, con un dietista-nutricionista para valorar tu situación y que te aconseje de la manera más profesional posible qué tipo de alimentación es la adecuada para ti. Déjate de dietas de internet que lo único que buscan es que adelgace tu bolsillo.

¡Si te ha gustado este post, no dudes en compartirlo para que llegue a más gente!

Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *